Muy disciplinados

Jolette y su soñador están echando toda la carne al asador para hacer un buen papel en la próxima edición del reality show Bailando por un sueño.

La tapatía y Adrián no paran de ensayar ni de noche ni de día y para todos lados van juntos y se la pasan estudiando y practicando sus pasos de baile.

Tan buena química han hecho, que muy seguido se les ve en el comedor de Televisa San Ángel donde acuden a tomar sus sagrados alimentos y donde aprovechan para repasar sus clases. Y donde una vez que acabaron de comer, Adrián muy amablemente recoge los platos de Jolette y los lleva al lugar correspondiente para que la tapatía no se moleste.

Hace unos días se vio a Jolette y su soñador comiendo nuevamente en el comedor de Televisa San Ángel y muy disciplinados y para guardar la línea, consumieron alimentos sin grasa y bajos en calorías, además de mucha verdura, gelatina sin azúcar y agua natural.

Jolette está tomando muy enserio su regreso a la pantalla chica y no quita el dedo del renglón para lograr destacar en la producción de los primos Galindo, pues sabe que es su oportunidad de oro para ligar otro contrato con la televisora de San Ángel.

En Bailando por un sueño, Jolette participa al lado de Adrián, un joven de 26 años originario de Oaxaca, cuyo sueño es construir su casa, debido a que ahora es de lámina y piso de tierra.

La nueva edición de Bailando por un sueño iniciará transmisiones el próximo domingo 10 de septiembre por las estrellas.

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados