Harry y Meghan quieren su casa aparte

Fuera del protocolo de la Casa Real, los duques de Sussex, Enrique y Meghan Markle, comunicaron sus planes de alejarse de la corona británica, no solo financiera, sino territorialmente.

La intención fue hecha pública, a través de redes sociales, un acto inédito y por lo tanto, poco convencional de lo que marcan las formas reales, tanto que la reina Isabel II, a nombre de la Familia Real Británica, anunció posteriormente que dichas conversaciones se encuentran en una etapa anticipada.

“Entenderemos su deseo de tomar un enfoque diferente, pero esto son temas complicados y tomará su tiempo el organizarlos”, se transmitió a través de un escrito.

El retirarse de la Familia Real implica que buscarán fondearse financieramente por sus propios medios, sin abandonar algunas de las obligaciones que adquirieron como matrimonio; es decir, se retirarán como miembros senior, pero seguirán gozando de la seguridad que brinda la realeza, en cualquier parte del mundo que radiquen.

Entre sus principales planes se encuentran el cambiar de residencia y se especula que puede ser a Estados Unidos o Canadá. Además, impulsarán un nuevo organismo de caridad, sin especificar en dónde, ni enfocado a qué fin.

El comunicado de los duques concluye con el agradecimiento a su Majestad la Reina: “Esperamos compartir los detalles completos de este emocionante paso a su debido tiempo, a medida que continuaremos colaborando con Su Majestad la Reina, El Príncipe de Gales, El Duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, acepte nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo”.

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados