Estas son algunas de las crisis que atraviesa la casa real británica

Las diferencias entre los príncipes Enrique y Guillermo, el miedo al acoso de los medios de comunicación y las lágrimas de la duquesa de Sussex por la dureza de los últimos meses han enfurecido a la casa real británica.

 

«Magullados y vulnerables», estos son los calificativos que ha utilizado Tom Bradby, periodista que realizó el documental sobre Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, para describir la situación emocional por la que atraviesa la pareja, pues ultimamente se han visto envueltos en una constante presión mediática centrada en la polémica poco después de celebrar su matrimonio.

 

El documental se realizó en Sudáfrica en el mes de septiembre, y ha dejado al descubierto curiosidades y sentimientos tanto como del Principe Enrique y de la duquesa de Sussex.  

 

El príncipe Enrique teme la constante atención de los medios

 

La muerte de su madre, la princesa Diana a continuado a través de los años en los medios de comunicación y es algo que el Principe Enrique vive constante. En el documental afirma: «Parte de este trabajo, de cualquier trabajo, significa poner cara de valentía y poner la mejilla. Pero para mí y para mi esposa hay muchas cosas que duelen, especialmente cuando la mayoría son falsas». Y añade: «Tenemos que centrarnos en ser las personas que somos y defender lo que creemos. No seré intimidado para seguir un juego que mató a mi madre».

 

La crisis entre el príncipe Enrique y su hermano Guillermo de Inglaterra

 

Enrique de Inglaterra no elude las preguntas sobre su relación con su hermano Guillermo: «Inevitablemente suceden cosas, pero somos hermanos, siempre seremos hermanos. Estamos en diferentes caminos en este momento. Siempre estaré ahí para él y sé que él siempre estará ahí para mí. No nos vemos tanto como solíamos porque estamos muy ocupados, pero le quiero mucho. La mayoría de las cosas se crean de la nada. Como hermanos tenemos días buenos y días malos».

 

Sin embargo, Bradby, concluyo en su documental que los problemas deben tambien a que ambos tienen percepciones distintas sobre muchas cosas. Una de ellas es la muerte de su madre, la princesa Diana. Enrique piensa que fue la prensa la que mató a su madre y ahora teme que la misma prensa destruya a su mujer. Guillermo tiene una visión más moderada. Cree que su madre tuvo dificultades, pero que también cometió un error al cerrarse a los medios».

 

La muerte de su madre, una herida abierta

Reencontrase con África, un lugar que su madre amaba, avivó los recuerdos de Enrique de Inglaterra: «Es una herida que supura», afirma el príncipe en el documental. «Cada vez que veo una cámara, cada vez que escucho un clic, cada vez que veo un flash, me devuelve el recuerdo», afirmó en referencia a su madre. «Estar aquí», contó durante su estancia en Sudáfrica, «22 años después tratando de terminar lo que ella comenzó es increíblemente emotivo. Pero todo lo que hago me recuerda a ella. También me recuerda las cosas malas».

Los sentimientos de Meghan Markle al descubierto

«Gracias por preguntar, porque no mucha gente me ha preguntado si estoy bien», con esta contestación al simple interrogante de «¿Cómo se encuentra?», la duquesa de Sussex, al borde de las lágrimas, desveló la tormenta de sentimientos que ha vivido durante los últimos meses de su matrimonio. «Cualquier mujer, especialmente cuando está embarazada, está vulnerable». Bradby fue más allá e insistió: «Para ser justos, la pregunta no sería si usted está bien, sino si todo esto no supone un auténtico esfuerzo». La respuesta de la duquesa de Sussex es concisa y contundente: «Sí».

Orgullo de su origen birracial

«Espero que las personas, el mundo, lleguen al punto en el que nos vean como una pareja enamorada, porque no me despierto cada día y me identifico con algo diferente de lo que siempre he sido», afirmó Meghan Markle durante el documental cuando le preguntaron sobre su decisión de hablar sobre su raza durante la gira africana. «Tomé la decisión de agregar esas palabras en el discurso en el último minuto. Simplemente me sentí bien», afirmó sobre el momento en el que se mostró públicamente orgullosa de sus orígenes birraciales.

Un desliz y una advertencia obviada

Meghan Markle debió sentirse cómoda durante la conversación con Bradby y, desliz o sinceridad extrema, confesó que sus amigos británicos le expresaron sus dudas sobre su relación con el príncipe Enrique. «Mis amigos estaban felices cuando conocía a H», afirmó la duquesa de Sussex revelando de paso el apodo que utiliza para llamar a su esposo, «pero mis amigos británicos me advirtieron: «Los tabloides británicos destruirán tu vida». Markle, evidentemente desoyó el consejo, se casó con su príncipe y ahora ha confesado que «ha sido complicado».

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados