Deja plantada LuisMi a su hija Michelle

Al parecer, a Luis Miguel no le gustan las fiestas. Hace apenas unos días se daba a conocer que a pesar de que Aracely Arámbula, madre de dos de sus hijos, lo habría invitado a celebrar la Primera Comunión de los pequeños Daniel y Miguel, el cantante no asistiría.

Esto no causó asombro, pues es sabido el distanciamiento que ha sufrido la pareja, incluso “La Chule” lo ha calificado en más de una ocasión como un padre ausente.

Sin embargo, y a pesar de que la relación con su hija Michelle Salas ha sido cercana y hasta cariñosa, “El Sol” tampoco asistió a su fiesta de cumpleaños número 30, pese a que había confirmado su asistencia, lo que provocó una gran decepción en la chica.

Para la celebración, realizada en un lujoso hotel de Los Cabos, la festejada habría cuidado hasta los últimos detalles para que su papá tuviera una estancia cómoda, reservando para ello, un penthouse exclusivo.

Algunas de los presentes revelaron que la cancelación –de último momento confirmada por el equipo del cantante- cambió el ánimo de Michelle, quien triste y decepcionada, comenzó a beber sin control.

Incluso se habla de la existencia de un video en el que se ve a la influencer bebiendo tequila, haciendo berrinche y hasta vomitando en la fiesta, por el sentimiento que le dejó el corazón roto al saberse ignorada por su famoso padre.

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados