Crónica de una fiesta anunciada: El caos en los XV años de Rubí

dsc01991

Ciudad de México.- En el festejo de los XV años de Rubí Ibarra García, no todo fue color de rosa, tabién reinó el caos, asistieron  miles de invitados y la tan mencionada competencia de caballos, la “chiva”, fue suspendida debido a la muerte de un sujeto que se atravesó.

Desde muy temprano la gente llegó  al pequeño poblado ubicado en el municipio de Villa de Guadalupe. La misa fue celebrada  en la antigua presa de la Joya, a las 11:00 horas. El vestido de Rubí era en tonos rosa y fue regalado por el diseñador Mitzy.

 “¡Retírense!, que se vayan los medios, vamos a comer con la familia, o nos vamos a tener que retirar nosotros”, advirtió Crescencio. Mencionaron los padres de la quinceañera ante el acoso de los medios de comunicación.

La celebración religiosa duró aproximadamente una hora. A las 13:00 horas llegó al lugar el gobernador Juan Manuel Carreras, quien   le regaló a la joven  libros y una computadora para que la utilice en la escuela, además rechazó que  la fuerza mediática fuera planeada:

“Si lo hubiéramos hecho a propósito, tal vez no lo hubiéramos logrado de esta forma”.

Cerca de las 14:30 horas la gente se comenzó a trasladar al ejido Miguel Hidalgo, del municipio de Charcas, hasta un sitio conocido como Laguna Seca, aproximadamente a 14 kilómetros de la comunidad La Joya. Ahí todo fue caos. No hubo información de las carreras y tampoco hubo vallas para evitar que la gente se atravesara. Los asistentes llegaron  como pudieron al lugar: en camionetas, bicicletas, caballos y motocicletas. 

Decenas de reporteros e invitados que respondieron al llamado que hizo el padre en un video  estaban ahí para ver la famosa competencia en la que  se disputaban 10 mil pesos, mientras algunos asistentes se divertían con la música de la banda El Tamborazo, La Real de Monterrey y La Heredera. 

A las 16:15 horas se realizó la primera carrera de caballos. De inmediato se escucharon gritos y la gente corrió. Ante el desorden, dos personas fueron atropelladas por los caballos y uno de ellos perdió la vida. Posteriormente fue suspendida la “chiva” y todos los asistentes se trasladaron al escenario principal.

Por su parte la quinceañera salió al escenario a realizar el baile sorpresa acompañada de un equipo de valet. Con botas oscuras arriba de la rodilla, short y un chaleco en tono rojo, Rubí agradeció la presencia de miles de personas que gritaban porras y vivas. “Gracias por estar hoy aquí, estoy un poco nerviosa”, dijo la adolescente y enseguida se incorporó a un show-performance rodeada de personajes vestidos de luces y arlequines con zancos.

A las 21:00 horas Policía Federal bloqueó el acceso para impedir el paso de más automovilistas. Elementos de Protección Civil asignados a la sede del baile estimaron que a las 8 de la noche habrían llegado unas 30 mil personas.

Compartir

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados